¿Cómo funciona el sistema arbitral de consumo?

El cliente puede dirigir su reclamación a la Junta Arbitral Nacional de Consumo de manera gratuita, y no se necesita la colaboración de profesionales independientes actuantes en el procedimiento.

Con la admisión de la reclamación por parte de la Junta Arbitral se intentará una mediación, en la que se promueve un acuerdo entre las partes. De alcanzar el acuerdo se da por finalizada la reclamación, siendo obligatorio para las partes ejecutar lo acordado.

En caso de que las partes no lleguen a ningún acuerdo, se someterán a la figura de un experto independiente en materia de reclamaciones de consumo. Una vez expuesta la reclamación y oídas las partes, el experto independiente resuelve lo que en derecho considera aplicable. Esta resolución es de obligado cumplimiento para las partes.

Esta resolución implica la imposibilidad de acudir posteriormente a los juzgados y tribunales para resolver la reclamación que suscita la controversia entre el reclamante y SUMINISTRADOR IBERICO DE ENERGIA S.L.

Se trata de un procedimiento menos rígido que un procedimiento seguido ante los juzgados y tribunales. El procedimiento es telemático generalmente, pudiendo solicitarse la vista presencial.